¿Sabías que existe la posibilidad de conocer las substancias, los materiales y los alimentos que favorecen o perjudican tu salud? ¿Sabías que puedes detectar dónde reside la causa de tu malestar? La solución a muchas de tus dolencias está en tus manos: realiza el test clínico muscular siguiendo las pautas que te ofrece este libro.